Choose your region and/or language …

NORTH AMERICA

English

Español

LATIN AMERICA

Español

Português

English

EUROPE, AFRICA, MIDDLE EAST, AUSTRALASIA

Deutsch

English

Français

Italiano

Español

Português

العربية

ASIA

中文

English

Español, Latinoamérica
TÉCNICA › GRUPO INFERIOR

El grupo inferior de carrocería es el cimiento de su casa rodante.

Tiene la función de unir la superestructura con el chasis, del mismo modo en que los cimientos de una casa tienen la función de anclarla con el terreno.

Si una casa se sitúa en pendiente, en una playa arenosa, sobre terrenos rocosos o incluso en una región con actividad sísmica, cada vez tendrá unos cimientos diferentes, respectivamente adaptados a las condiciones particulares del suelo.

En la construcción de vehículos, la unión entre la superestructura y el chasis deberá adaptarse de forma similar al chasis respectivo seleccionado, al tamaño y al peso de la superestructura, así como a la finalidad última del vehículo.

En el destino final puede diferenciarse entre dos categorías totalmente diferentes, la circulación en carretera y la circulación todoterreno.

Para la utilización exclusiva en carretera (y con ello para el 99,9 % de todos los camiones) resulta suficiente el falso chasis recomendado por los fabricantes de chasis de camiones, que une la carrocería con el chasis de forma rígida mediante bulones, transmitiendo las débiles torsiones existentes hacia la superestructura. Esto es suficiente en un carrozado normal destinado al transporte, sin recortes en las paredes laterales y sin equipamiento interior. No obstante, si se trata de una superestructura para el transporte de gases o líquidos, por parte de los fabricantes de chasis de camiones para este tipo de carrozado (que por torsiones llegaría a presentar fisuras) también es vinculante un falso chasis más complejo en la circulación exclusiva por carretera, que se basa de forma limitada en el principio del apoyo en tres puntos, de modo que las torsiones del chasis consecuencia de la circulación por carretera se mantengan alejadas de la superestructura.

Para la utilización todoterreno no es suficiente un falso chasis simple; incluso un falso chasis con apoyo en tres puntos sería un compromiso poco convincente.

En consecuencia, los reglamentos relativos a superestructuras de Mercedes-Benz prescriben de forma vinculante la utilización de un grupo inferior de carrocería a prueba de torsiones para el Unimog, mientras que para camiones – con o sin tracción integral – no se requiere más que el falso chasis.
Que los ingenieros de Mercedes-Benz Unimog hayan desarrollado expresamente un grupo inferior de carrocería a prueba de torsión para su chasis todoterreno extremo demuestra la necesidad de una solución técnica de alta calidad y hace honor a la mejor tradición de la casa.

La cuestión de saber si un grupo inferior de carrocería sólo es necesario para el Unimog o, por el contrario, también para camiones en utilización todoterreno, se reduce a la cuestión de saber si para el Unimog son válidas otras leyes físicas. Por ello, UNICAT incorpora desde el principio, y para todos los vehículos construidos, grupos inferiores de carrocería a prueba de torsiones.

¿Cómo funciona el grupo inferior de carrocería a prueba de torsión de UNICAT?

Por un lado, el chasis debe tener aptitudes todoterreno y ofrecer buena estabilidad de conducción a velocidades altas. A este efecto no debe ser limitado en la movilidad prevista por el fabricante. La torsión del chasis asegura que el vehículo mantenga el contacto de todas las ruedas con el suelo incluso en los terrenos más accidentados. Sólo así es posible una conducción segura más allá de la carretera.

Por otro lado, la carrocería está construida como caja robusta, debiendo deformarse lo mínimo posible. Naturalmente, esto también es válido para los muebles y los dispositivos técnicos de incorporación fija.
Quien alguna vez haya sacado cubitos de hielo de una bandeja para cubitos de hielo sabrá el efecto que tiene la deformación del recipiente: los cubitos de hielo se desprenden de las paredes del recipiente.
Lo que en este caso es deseado, o sea, extraer los cubitos de hielo, debería evitarse por todos los medios entre la superestructura y los muebles.

En consecuencia, el chasis y la carrocería deben estar unidos de tal forma, que no se transmita ninguna fuerza de torsión desde el chasis a la superestructura.
Por ello, el grupo inferior de carrocería de UNICAT siempre está formado, al igual que el grupo inferior de carrocería Unimog, por un rodamiento fijo y uno o dos rodamientos pendulares.
El rodamiento fijo se encarga del anclaje de la superestructura en el centro y transmite fuerzas en todas las direcciones.
Los rodamientos pendulares en el tercio anterior y posterior sólo transmiten fuerzas en direcciones determinadas, de forma que el chasis situado por debajo pueda torcerse sin limitación alguna.
Debido a que en el caso de darse torsiones en el chasis ya no es posible transmitir de forma regular las fuerzas del peso de la superestructura sobre el chasis sometido a torsión, en el grupo inferior de carrocería UNICAT las fuerzas son transmitidas a sectores definidos del chasis. Aquí, las fuerzas principales son transmitidas exactamente allí donde también está fijado el eje trasero al chasis, de forma que la carga sobre el chasis todavía se reduce.

Naturalmente, la libertad de movimiento deseada entre el chasis y la superestructura también debe tenerse en cuenta a la hora de colocar los cables y las tuberías, así como en el montaje de los depósitos y demás equipamientos de chasis.

Se trata de un problema de planteamiento complejo, que sólo puede resolverse de forma óptima cuando la superestructura y el grupo inferior de carrocería son concebidas bajo un mismo techo – como en el caso de UNICAT.

© 2013-2017 UNICAT GmbH – reserva de derecho de errores, fecha de entrega, variaciones técnicas y precio.